En casa (el segundo capítulo)

Sabes que soy cristiano, de hecho, anglicano, pero odio la cultura de la religión. Aunque creo en Dios, y esta fe es importante para mí. También creo en seres personales espirituales como ángeles, demonios, elfos, genios o hadas. Actualmente, la palabra “demonio” es griega. En lugares primitivos, en épocas muy antiguas, antes había religiones complicadas con dioses y héroes, la mayoría de la espiritualidad era animismo, veneración de la ascendientes y veneración de espíritus de la naturaleza. Por ejemplo, antes de los dioses germánicos: los Æsir y los Vanir; también había elfos: espíritus de la naturaleza. De igual manera, antes de los dioses de los celtas: los Tuatha dé Danann, existieron las hadas. Y antes de los dioses del Olimpo en Grecia, había demonios. Espíritus invisibles de la naturaleza. Según mi fe, hay espíritus que sirven a Dios (como los ángeles) y otros que no. Necesitaban una palabra para esos espíritus, entonces usaban la palabra “demonios”. Eso explico para aclarar que creo en demonios, ángeles, el diablo, etc. Sin embargo, no creo realmente que cada acción o suceso sea el resultado de un espíritu personal. No entendemos en realidad cómo afectan la vida específicamente. Aunque a veces uso el idioma del Papa. Nos reímos del Papa en las noticias porque siempre dice frases como “¡cuídese del diablo!” y “¡el diablo odia a la familia!”. Tengo que admitir que a veces uso semejantes frases. Normalmente hablo del “diablo” o de los “demonios” cuando quiero expresar el sentido que el mal se trata como una tendencia con un plan, o como una fuerza inteligente, que no sea solamente una colección de cosas o sucesos malos. Y quiero usar una de esas frases ahora.

El diablo realmente no quería que yo viviera en Israel. Inmediatamente cuando llegué a los Estados Unidos me sentí mejor. Yo encontraba muchas tentaciones. Tenía mi familia, incluso unos amigos, y finalmente podía disfrutar el sabor divino del tocino. Siempre te digo que México es más barato que los Estados Unidos, pero Estados Unidos es más barato que Israel. También te digo que el gobierno de México es partidario de los extranjeros. El gobierno de Israel no es así. Inicialmente mi vida en los Estados Unidos era un paraíso. Yo visitaba a mis parientes en Texas y mi padre en Florida, vi New Orleans y todos los desiertos, montañas y bosques de Nuevo México, y las playas del Golfo de México y el sur de los Estados Unidos. Además, yo pasé tiempo con un amigo de mi primer servicio en el ejército, en la infantería, durante los años noventa. Su nombre era George. Es un personaje importante en mi vida, y diré más sobre él luego. Por todo me perecía que el diablo me ofrecía mierda en una de sus manos: Israel. País caro, antipático, raro, moralista. Al mismo tiempo, el maligno me daba dulces con su otra mano: los Estados Unidos. Conveniencia, amigos, familia. Tenía que discutir con mi madre si yo quiera regresar a Israel en absoluto. Originalmente solo planeaba pasar las vacaciones en los Estados Unidos, y de hecho tenía mi boleto para regresar y extender mi visa por un año más en Israel. Sin embargo, no sabía nada sobre un futuro en ese país. Pero con el tiempo empezaba tener dificultades que hacían la decisión difícil.

Primero, en mi vida yo nunca había terminado nada significativo; por ejemplo, tenía la preparatoria inconclusa, aunque tengo un GED (es un certificado equivalente al bachillerato). No había completado mi licenciatura de estudios judíos en Alemania porque no podía conseguir una visa a Alemania para mi esposa, y yo tenía salir del país. Estudiaba el idioma árabe en el ejército, pero no lo usaba mucho en mi carrera y lo olvidé. Cambié mi idioma de árabe a ruso porque mi esposa era rusa y yo quería mantener mi idioma con ella, pero ella me dejó cuando estaba en la escuela de ruso. No completé el curso. Tampoco completé mi matrimonio. Finalmente, no pude completar mi carrera en la inteligencia militar por el TEPT. Después de que mi hija alcanzó su mayoría de edad, estuve finalmente libre de las obligaciones de mi divorcio. Ella quiso estudiar en Europa y quise también salir a una nueva vida. En Israel había muchos judíos y hebreo para estudiar, además muchos árabes si quiera completar mi árabe. También había muchos rusos, por si quiera completar ruso. Fui a Israel para completar cosas de mi vida que no podía completar. Y salí de Israel sin completar nada. Era importante completar algo.

Tampoco había otro punto de mi vida. Si yo no quede completar mis estudios en Israel, ¿qué más haría en mi vida? Soy pensionado. Divorciado con hijas adultas. He visto muchos lugares, comido mucha comida. Estoy libre. La mayoría de la gente pasa la vida intentando sobrevivir, ganar más dinero, crear una familia, o viajar a otros lugares… porque en la vida real no pueden hacerlo. Pero estaba libre de todo. Ya hacía todo. Solo tenía mi sabiduría espiritual, mi ciencia de idiomas y las culturas antiguas. Tan solo el sentarme en una playa de Florida para mirar el atardecer todos los días, no sería suficiente para mí.

Como te dije, maestro, yo serví cuatro años en la infantería, salí del ejército para estudiar en Alemania, pero tuve que dejar mis estudios por mi familia y para mantenerla volver al ejército diez años más como oficial. Después perdí a mi familia y mi carrera, lo que dio como resultado que ahora soy libre de todo y estoy pensionado con 47 años. Mi tiempo en Alemania fue el más feliz de mi vida. Mis profesores me trataron como un genio. Yo era un prodigio para ellos. Después de ese tiempo toda mi vida ha sido solo esperar. Inicialmente yo quería solo servir tres años como oficial cuando mi esposa asistió a la escuela para enfermeras, y quise después salir del ejército para asistir a un seminario cristiano y vivir como estudiante mientras mi esposa trabajaba como enfermera, pero mi padre convenció a mi esposa de amenazarme con el divorcio si me salía del ejército. Entonces perdí siete más años en el ejército. Creí que yo me jubilaría como un coronel y empezaría mi vida después de mi jubilación. No completé mi servicio, pero por el TEPT tengo una pensión que es mejor que la pensión de un coronel, y fue el momento de empezar la vida que quería.

Puedes verlo, maestro, que perezco ser diseñado para ir a Israel. Mi tiempo estudiando el judaísmo fue una época muy feliz, y yo pasé mucho tiempo en el ejército que realmente no disfruté. En total estudié hebreo y judaísmo, ruso y árabe. No completé mucho, naturalmente yo quería ir a ese país para completar los sueños de mi vida. Espero que mi representación no te resulte demasiado deprimente. Naturalmente tuve mucha felicidad en mi vida, incluso con mi esposa, y especialmente con mis hijas. Mi carrera en la inteligencia militar fue muy fascinante. Y puedo escribir muchos libros de mis aventuras en Europa en la infantería. Pero tengo que admitir que pasé mucho de mi vida en caminos falsos. No es una historia muy triste. O sí, quizá es triste, pero es muy común. De hecho, es la historia de la mayor parte de la humanidad. Pero a diferencia de la mayoría, yo finalmente tuve la oportunidad de escapar a mis cadenas. Fui a Israel. Decidí regresar a pesar de mi primer año miserable ahí.

Entonces, como te dije, la primera parte de mis vacaciones en los Estados Unidos fue maravillosa. En septiembre de 2019 hice un viaje a Nuevo México con mi amigo George y nuestro amigo Kendall, otro soldado de nuestro equipo en la infantería de los años noventa. Ese viaje fue muy genial también, pero fue en el fin de mis vacaciones y empecé a contemplar mi retorno a Israel, y estuve pensando en los van Ouwerkerk. Específicamente empecé escuchar las canciones de Noah.

Y esto es un punto muy, muy importante, las canciones de Noah van Ouwerkerk. Ahora tú probablemente crees que este cuento es sobre el amor de un viejo por una adolescente. Sí, así es. Pero este cuento no es solo un cuento romántico. Será también un cuento sobre un demente absoluto, y posiblemente también sobre el hallazgo de una sabiduría muy profunda. Mi problema principal es que me suele ser muy difícil distinguir entre la locura y la iluminación. Pero para explicar mi sentido, tengo que decirte de la mente humana, mi mente, y unos hechos de psicología.

La inteligencia es la organización de la información. Tenemos experiencias y recuerdos y arreglamos estos pensamientos en patrones adquiridos con anterioridad en nuestras mentes. Damos a estos patrones un significado, y de esto derivamos un sentido. En psicología hay un término para cuando una persona conecta cosas que no tienen una relación real: apofenia. Es un indicio de esquizofrenia. Por ejemplo, un paranoide cree que todos a los que conoce son agentes de la policía secreta. Ha creado un patrón que no es real. Pero le gente típica puede a veces exponer esta característica. Por ejemplo, un hombre que cree que todos en su trabajo lo odian. En su situación, es muy posible que todos en su trabajo de veras lo odien. Pero probablemente hay al menos unas personas en su trabajo no lo odian. Y posiblemente nadie lo odia, pero él es solo un gruñón loco. Aunque todos conocemos personas que creen que todo el mundo los odia. A veces es difícil distinguir entre análisis funcional y fantasía personal.

Además, existe el fenómeno del profeta loco. Un hombre tiene una experiencia de locura. Quizá tomó una droga psicodélica. Quizá estuvo muy enfermo. Quizá practicó meditación (por supuesto, la meditación es como una droga), quizá experimentó mucho estrés (el estrés es también como una droga), o a veces solo tiene experiencias raras en su vida. En cualquier caso, tiene estas experiencias y relaciona pensamientos que normalmente no relacionaría para crear patrones diferentes. Sin embargo, frecuentemente otras personas escuchan de sus experiencias y de sus esquemas mentales y sus conclusiones, de esta manera creen que el hombre ha encontrado sabiduría. Algunas personas describen sus experiencias como alucinaciones, otras las describen como visiones. Algunas creen que se volvió loco, pero otros creen que se iluminó. La diferencia es solo la connotación: las alucinaciones no tienen sentido, las visiones sí.

En mi vida yo siempre he tenido el talento para analizar patrones. Ya he mencionado que mis profesores en Alemania me consideraron como un prodigio. Esto es porque pude encontrar patrones en la Biblia y en escritos filosóficos. Después, en el ejército fui un buen analista porque pude encontrar los patrones en el tratamiento del enemigo. Pero ahora tengo TEPT y una psicología complicada. En varios aspectos me descarrilé, y no sé si mi talento es intacto.

Te escribiré sobre mis experiencias con las drogas y las alucinaciones, algunas de ellas posiblemente visiones. Ahora no sé específicamente la diferencia, y es difícil separar la locura de la iluminación. Además, no sé precisamente cuando empezó este problema. Posiblemente el detonante fueron las drogas, o tal vez Noah. Seguramente creerás que mi experiencia con Noah van Ouwerkerk es una locura absoluta y total, pero yo no estoy seguro y necesito saberlo. Entonces continuo con la historia para explicar mi razón.

Ahora que he explicado estos conceptos psicológicos, puedo referirme a las canciones. Carly Simon tiene una canción por título: “You’re so Vain”. El estribillo de la canción es: “Me imagino que crees que esta canción es sobre ti”. Aparentemente la canción fue escrita para un exnovio que creía que todas sus canciones eran sobre él. Esto podría ser un ejemplo de apofenia, si la entendemos como una enfermedad.  Seguramente no todas sus canciones son sobre él, pero su novio quería que fuera así, o tenía miedo de que fueran sobre él, o es solamente tan arrogante que no puede comprender que ella escribía una canción sobre otro tema u otra persona. O, posiblemente, tiene esquizofrenia, y simplemente no es capaz de relacionar los temas de sus canciones apropiadamente. Y las canciones son un tema único, porque son intentos para comunicar el corazón del cantante y así nos identificaremos con el cantante en cierto modo de hipnotismo. Cuando se trata de canciones, nos identificamos con las letras. También mandamos canciones a los otros para comunicar: así me siento. Los adolescentes hacen mucho esto. También escuchamos las canciones favoritas de los otros para aprender cómo se sienten. Muchas personas, especialmente los adolescentes, suelen crear listas de canciones que describen sus experiencias.

Noah van Ouwerkerk había creado semejantes listas y, tengo que admitir, me pereció que las letras de las canciones en sus listas de Spotify se relacionaban con su personalidad y sus pensamientos. ¿Apofenia? Posiblemente, pero en ese tiempo era algo normal en mí cuando sentía algún interés por un desconocido. Sin embargo, si sus canciones describían su carácter, definitivamente no era la hija de su padre. Sus canciones eran sexuales, románticas, apasionadas, profundas. Pero como te dije, maestro, antes de salir de Israel, a veces revisaba su lista de canciones, y me pereció que ella era una persona interesante. Aunque esta vez me di cuenta de otras cosas. Escuchaba canciones como “Daddy Issues”, “911 / Mr. Lonely”, “This is America”, “Come out and play”, “Let’s Fall in Love for the Night”, “Butterflies”, y otras canciones que me parecían muy raras. Creo que describen mi carácter y mi condición de la vida. Empecé a sentir una conexión con esta adolescente que era más fuerte que antes. Yo incluso creé una lista de canciones por Spotify con título “La sangre de la cordera” que relató un cuento de una mujer que estaba triste y enojada porque un hombre importante la había abandonado, porque quise describir mi imaginacion de Noah después de la había abandonado. Posiblemente te perece que este tratamiento es raro, pero soy bohemio, filósofo y literato. Solo fue una lista de canciones, y solo fue un cuento ficticio que creé en un tiempo emocional. Aunque, después hice algo loco.

Como te dije, tengo TEPT, y a veces no duermo bien. A veces tengo pesadillas y también suelo no dormir en absoluto. Después de mi viaje con mis amigos a Nuevo México estuve en la casa de George, pensando en Israel, Noah y mi hija. No pude dormir. Una noche tuve un muy fuerte sueño que no puedo recordar ahora. Me desperté muy temprano después del sueño y solo pude pensar en Noah. Atontado, sin pensar claramente, le mandé un mensaje a Noah por Facebook Messenger. Le pedí una oportunidad de hablar con ella. En ese segundo, no después de algunos minutos, pero en ese segundo, de manera fulminante, su padre Harold me dio un mensaje por WhatsApp diciendo que había me ordenado no hablar con su hija, que yo era un pervertido, que él me causaría dificultades con las autoridades. No recuerdo exactamente lo que le dije en respuesta, pero no fue agradable. No era pervertido. Quizá loco, pero no un pervertido. No tenía avergüenza. Noah era joven, pero era adulta, y podía al menos responder a mensajes de Facebook Messenger por su cuenta sin ayuda de papá. No quería dañar a nadie. Sentí dolor en mi alma y quise hablar con ella sobre el motivo de mi mensaje. Me enojó su respuesta demente. Harold, el cabrón, cristiano falso moralista, me bloqueó como si él fuera una muchacha ofendida. Noah también lo hizo, pero al menos ella era realmente una muchacha.

Después, obviamente, me enamoré de Noah van Ouwerkerk. De todas las maneras posibles: sexualmente, emocionalmente, intelectualmente. La amé más que a mi esposa en el cenit de nuestro amor. En un nivel igual al de mi amor por mis hijas, pero más, porque no había límites. Mi hija era mi hija, pero nunca podría ser mi amante. Pero Noah, ella podría ser toda mía. Me tomó un rato enamorarme de ella. Estos meses eran un tiempo de estrés y mucha confusión. Mi trauma por las acusaciones de que yo era un animal masculino peligroso fue activado y nada podía apagarlo. Mi reacción psicológica fue una guerra contra estas acusaciones. Éramos adultos. Ella era una mujer absolutamente bellísima, físicamente, espiritualmente e intelectualmente. Era joven, como mi hija y Chloe, llena de potencial, que necesitaba de la sabiduría de un filósofo viejo como yo.

Aunque la parte muy rara fue que creí que ella también me amaba. ¿Apofenia? Seguramente crees que sí, maestro. Sería muy difícil para mí probar cualquier cosa. Pero seguí escuchando sus canciones durante el mes de septiembre de 2019. También creé otra lista de canciones en Spotify que tenía por título: “La chica electroquímica”. Era el relato de mis pensamientos y sentimientos hacia ella, y al mismo tiempo, ella añadió canciones a su lista de canciones. Me pereció como si sus canciones fueran sobre mí. Y añadí canciones a mi lista sobre ella. Con tiempo, nuestras listas formaron un dialogo entre nosotros. Y fue un dialogo de amor.

Durante el mes de septiembre me volví muy confiado porque tuve una conexión íntima con una persona del género opuesto, básicamente de una edad opuesta, que vivía en el lado opuesto del mundo, con quien yo jamás hablé una sola maldita palabra. Si era apofenia, era el mismo tipo de apofenia de un hombre que cree que todo en su vida trabaja por la policía secreta. Esto sería una apofenia muy fuerte y completa. Y como te dije, maestro, no puedo probar nada. Los detalles eran demasiado complicados. Pero esta conversación entre nuestras canciones fue muy articulada. Fue una conversación completa. No puedo demostrar nada, pero en ese tiempo fue importante confirmar que la conversación era real, y en todo caso, estaba nervioso y estresado por mi retorno a Israel con un padre loco en mi sinagoga. No olvides, mi plan era regresar a Israel, al mismo departamento, la misma ciudad y sinagoga. Tenía que intentar hacer algo, al menos fomentar armonía con los van Ouwerkerk y, más importante, descubrir la naturaleza de mi conexión con esta muchacha. Ya te dije que tenía mucha confianza en que había algo significativo ahí, y si era el caso, quería saber cómo realizar una conexión apasionada con una adolescente. Un romance, incluso un matrimonio, sería algo fundamentalmente bizarro. Pero, simplemente no pude olvidarla. Además, a pesar de mi confianza, era una relación de canciones. Tuve que admitir que necesitaba una confirmación de que no todo había sido una fantasía (¡probablemente estás muy orgulloso de mí!). Finalmente, la reacción de los van Ouwerkerk era muy rara. ¿Por qué su papá estaba respondiendo de manera fulminante de parte su adulta hija? ¿Por qué estaba tratando a todos los hombres como potenciales violadores de su hija (de hecho, de todas mujeres)? ¿Estaba Noah en peligro? ¿Estaba Harold abusando de su hija sexualmente y intentando evitar competidores? Sí, tenía que hacer algo.

Mientras, había cambiado mi número telefónico de un número israelí a uno estadounidense, y pude contactar a Harold, el falso cristiano, otra vez. Por eso lo contacté otra vez. No recuerdo la secuencia exactamente de lo que él hizo. Solo recuerdo una conversación con Harold en que me amenazó con la intervención del embajador de los Estados Unidos. Me llamó una persona asquerosa y maldita de Dios. Fue con su hija a la policía e hizo una declaración de acoso. Me la mandó. No podía creer que estuviera en el mismo país que yo. Tenga en cuenta, maestro, que no le dije nada de mi amor por su hija. Solo le dije que estaba preocupado por ella. Todo era muy raro, y quise hablar con ella directamente sobre la situación. Me aseguró que Noah cuidará bien de sí misma.

Maestro, te hablaré sobre la única conversación que tuve con Noah van Ouwerkerk. Me llamó por Facebook Messenger. Fue como escuchar otra vez a su padre. Me dijo que no quería saber nada de mí. Solo quería aclarar sus pensamientos. Que ya habían ido a la policía y que no quería tener más que ver conmigo. Solo quería decirme que yo era una persona asquerosa y maldita de Dios. Que no podía creer que yo estuviera en el mismo país que ella. Sí, maestro, ¡usó exactamente las mismas palabras de su padre! Después me informó de que bajo absolutamente ninguna circunstancia quería escuchar ninguna palabra sobre mí por el resto de su vida. Después colgó el teléfono.

Maestro, yo estaba absolutamente, totalmente, completamente traumatizado. Entonces, por supuesto, fui a una sex shop.


Sabes que soy cristiano, de hecho, anglicano, pero odio la cultura de la religión. Aunque creo en Dios, y esta fe es importante para mí. También creo en seres personales espirituales como ángeles, demonios, elfos, genios o hadas. Actualmente, la palabra “demonio” es griega. En lugares primitivos, en épocas muy antiguas, antes había religiones complicadas con dioses y héroes, la mayoría de la espiritualidad era animismo, veneración de la ascendientes y veneración de espíritus de la naturaleza. Por ejemplo, antes de los dioses germánicos: los Æsir y los Vanir; también había elfos: espíritus de la naturaleza. De igual manera, antes de los dioses de los celtas: los Tuatha dé Danann, existieron las hadas. Y antes de los dioses del Olimpo en Grecia, había demonios. Espíritus invisibles de la naturaleza. Según mi fe, hay espíritus que sirven a Dios (como los ángeles) y otros que no. Necesitaban una palabra para esos espíritus, entonces usaban la palabra “demonios”. Eso explico para aclarar que creo en demonios, ángeles, el diablo, etc. Sin embargo, no creo realmente que cada acción o suceso sea el resultado de un espíritu personal. No entendemos en realidad cómo afectan la vida específicamente. Aunque a veces uso el idioma del Papa. Nos reímos del Papa en las noticias porque siempre dice frases como “¡cuídese del diablo!” y “¡el diablo odia a la familia!”. Tengo que admitir que a veces uso semejantes frases. Normalmente hablo del “diablo” o de los “demonios” cuando quiero expresar el sentido que el mal se trata como una tendencia con un plan, o como una fuerza inteligente, que no sea solamente una colección de cosas o sucesos malos. Y quiero usar una de esas frases ahora.

El diablo realmente no quería que yo viviera en Israel. Inmediatamente cuando llegué a los Estados Unidos me sentí mejor. Yo encontraba muchas tentaciones. Tenía mi familia, incluso unos amigos, y finalmente podía disfrutar el sabor divino del tocino. Siempre te digo que México es más barato que los Estados Unidos, pero Estados Unidos es más barato que Israel. También te digo que el gobierno de México es partidario de los extranjeros. El gobierno de Israel no es así. Inicialmente mi vida en los Estados Unidos era un paraíso. Yo visitaba a mis parientes en Texas y mi padre en Florida, vi New Orleans y todos los desiertos, montañas y bosques de Nuevo México, y las playas del Golfo de México y el sur de los Estados Unidos. Además, yo pasé tiempo con un amigo de mi primer servicio en el ejército, en la infantería, durante los años noventa. Su nombre era George. Es un personaje importante en mi vida, y diré más sobre él luego. Por todo me perecía que el diablo me ofrecía mierda en una de sus manos: Israel. País caro, antipático, raro, moralista. Al mismo tiempo, el maligno me daba dulces con su otra mano: los Estados Unidos. Conveniencia, amigos, familia. Tenía que discutir con mi madre si yo quiera regresar a Israel en absoluto. Originalmente solo planeaba pasar las vacaciones en los Estados Unidos, y de hecho tenía mi boleto para regresar y extender mi visa por un año más en Israel. Sin embargo, no sabía nada sobre un futuro en ese país. Pero con el tiempo empezaba tener dificultades que hacían la decisión difícil.

Primero, en mi vida yo nunca había terminado nada significativo; por ejemplo, tenía la preparatoria inconclusa, aunque tengo un GED (es un certificado equivalente al bachillerato). No había completado mi licenciatura de estudios judíos en Alemania porque no podía conseguir una visa a Alemania para mi esposa, y yo tenía salir del país. Estudiaba el idioma árabe en el ejército, pero no lo usaba mucho en mi carrera y lo olvidé. Cambié mi idioma de árabe a ruso porque mi esposa era rusa y yo quería mantener mi idioma con ella, pero ella me dejó cuando estaba en la escuela de ruso. No completé el curso. Tampoco completé mi matrimonio. Finalmente, no pude completar mi carrera en la inteligencia militar por el TEPT. Después de que mi hija alcanzó su mayoría de edad, estuve finalmente libre de las obligaciones de mi divorcio. Ella quiso estudiar en Europa y quise también salir a una nueva vida. En Israel había muchos judíos y hebreo para estudiar, además muchos árabes si quiera completar mi árabe. También había muchos rusos, por si quiera completar ruso. Fui a Israel para completar cosas de mi vida que no podía completar. Y salí de Israel sin completar nada. Era importante completar algo.

Tampoco había otro punto de mi vida. Si yo no quede completar mis estudios en Israel, ¿qué más haría en mi vida? Soy pensionado. Divorciado con hijas adultas. He visto muchos lugares, comido mucha comida. Estoy libre. La mayoría de la gente pasa la vida intentando sobrevivir, ganar más dinero, crear una familia, o viajar a otros lugares… porque en la vida real no pueden hacerlo. Pero estaba libre de todo. Ya hacía todo. Solo tenía mi sabiduría espiritual, mi ciencia de idiomas y las culturas antiguas. Tan solo el sentarme en una playa de Florida para mirar el atardecer todos los días, no sería suficiente para mí.

Como te dije, maestro, yo serví cuatro años en la infantería, salí del ejército para estudiar en Alemania, pero tuve que dejar mis estudios por mi familia y para mantenerla volver al ejército diez años más como oficial. Después perdí a mi familia y mi carrera, lo que dio como resultado que ahora soy libre de todo y estoy pensionado con 47 años. Mi tiempo en Alemania fue el más feliz de mi vida. Mis profesores me trataron como un genio. Yo era un prodigio para ellos. Después de ese tiempo toda mi vida ha sido solo esperar. Inicialmente yo quería solo servir tres años como oficial cuando mi esposa asistió a la escuela para enfermeras, y quise después salir del ejército para asistir a un seminario cristiano y vivir como estudiante mientras mi esposa trabajaba como enfermera, pero mi padre convenció a mi esposa de amenazarme con el divorcio si me salía del ejército. Entonces perdí siete más años en el ejército. Creí que yo me jubilaría como un coronel y empezaría mi vida después de mi jubilación. No completé mi servicio, pero por el TEPT tengo una pensión que es mejor que la pensión de un coronel, y fue el momento de empezar la vida que quería.

Puedes verlo, maestro, que parezco ser diseñado para ir a Israel. Mi tiempo estudiando el judaísmo fue una época muy feliz, y yo pasé mucho tiempo en el ejército que realmente no disfruté. En total estudié hebreo y judaísmo, ruso y árabe. No completé mucho, naturalmente yo quería ir a ese país para completar los sueños de mi vida. Espero que mi representación no te resulte demasiado deprimente. Naturalmente tuve mucha felicidad en mi vida, incluso con mi esposa, y especialmente con mis hijas. Mi carrera en la inteligencia militar fue muy fascinante. Y puedo escribir muchos libros de mis aventuras en Europa en la infantería. Pero tengo que admitir que pasé mucho de mi vida en caminos falsos. No es una historia muy triste. O sí, quizá es triste, pero es muy común. De hecho, es la historia de la mayor parte de la humanidad. Pero a diferencia de la mayoría, yo finalmente tuve la oportunidad de escapar de mis cadenas. Fui a Israel. Decidí regresar a pesar de mi primer año miserable ahí.

Entonces, como te dije, la primera parte de mis vacaciones en los Estados Unidos fue maravillosa. En septiembre de 2019 hice un viaje a Nuevo México con mi amigo George y nuestro amigo Kendall, otro soldado de nuestro equipo en la infantería de los años noventa. Ese viaje fue muy genial también, pero fue en el fin de mis vacaciones y empecé a contemplar mi retorno a Israel, y estuve pensando en los van Ouwerkerk. Específicamente empecé escuchar las canciones de Noah.

Y esto es un punto muy, muy importante, las canciones de Noah van Ouwerkerk. Ahora tú probablemente crees que este cuento es sobre el amor de un viejo por una adolescente. Sí, así es. Pero este cuento no es solo un cuento romántico. Será también un cuento sobre un demente absoluto, y posiblemente también sobre el hallazgo de una sabiduría muy profunda. Mi problema principal es que me suele ser muy difícil distinguir entre la locura y la iluminación. Pero para explicar mi sentido, tengo que decirte de la mente humana, mi mente, y unos hechos de psicología.

La inteligencia es la organización de la información. Tenemos experiencias y recuerdos y arreglamos estos pensamientos en patrones adquiridos con anterioridad en nuestras mentes. Damos a estos patrones un significado, y de esto derivamos un sentido. En psicología hay un término para cuando una persona conecta cosas que no tienen una relación real: apofenia. Es un indicio de esquizofrenia. Por ejemplo, un paranoide cree que todos a los que conoce son agentes de la policía secreta. Ha creado un patrón que no es real. Pero le gente típica puede a veces exponer esta característica. Por ejemplo, un hombre que cree que todos en su trabajo lo odian. En su situación, es muy posible que todos en su trabajo de veras lo odien. Pero probablemente hay al menos unas personas en su trabajo no lo odian. Y posiblemente nadie lo odia, pero él es solo un gruñón loco. Aunque todos conocemos personas que creen que todo el mundo los odia. A veces es difícil distinguir entre análisis funcional y fantasía personal.

Además, existe el fenómeno del profeta loco. Un hombre tiene una experiencia de locura. Quizá tomó una droga psicodélica. Quizá estuvo muy enfermo. Quizá practicó meditación (por supuesto, la meditación es como una droga), quizá experimentó mucho estrés (el estrés es también como una droga), o a veces solo tiene experiencias raras en su vida. En cualquier caso, tiene estas experiencias y relaciona pensamientos que normalmente no relacionaría para crear patrones diferentes. Sin embargo, frecuentemente otras personas escuchan de sus experiencias y de sus esquemas mentales y sus conclusiones, de esta manera creen que el hombre ha encontrado sabiduría. Algunas personas describen sus experiencias como alucinaciones, otras las describen como visiones. Algunas creen que se volvió loco, pero otros creen que se iluminó. La diferencia es solo la connotación: las alucinaciones no tienen sentido, las visiones sí.

En mi vida yo siempre he tenido el talento para analizar patrones. Ya he mencionado que mis profesores en Alemania me consideraron como un prodigio. Esto es porque pude encontrar patrones en la Biblia y en escritos filosóficos. Después, en el ejército fui un buen analista porque pude encontrar los patrones en el tratamiento del enemigo. Pero ahora tengo TEPT y una psicología complicada. En varios aspectos me descarrilé, y no sé si mi talento está intacto.

Te escribiré sobre mis experiencias con las drogas y las alucinaciones, algunas de ellas posiblemente visiones. Ahora no sé específicamente la diferencia, y es difícil separar la locura de la iluminación. Además, no sé precisamente cuando empezó este problema. Posiblemente el detonante fueron las drogas, o tal vez Noah. Seguramente creerás que mi experiencia con Noah van Ouwerkerk es una locura absoluta y total, pero yo no estoy seguro y necesito saberlo. Entonces continuo con la historia para explicar mi razón.

Ahora que he explicado estos conceptos psicológicos, puedo referirme a las canciones. Carly Simon tiene una canción por título: “You’re so Vain”. El estribillo de la canción es: “Me imagino que crees que esta canción es sobre ti”. Aparentemente la canción fue escrita para un exnovio que creía que todas sus canciones eran sobre él. Esto podría ser un ejemplo de apofenia, si la entendemos como una enfermedad. Seguramente no todas sus canciones son sobre él, pero su novio quería que fuera así, o tenía miedo de que fueran sobre él, o es solamente tan arrogante que no puede comprender que ella escribía una canción sobre otro tema u otra persona. O, posiblemente, tiene esquizofrenia, y simplemente no es capaz de relacionar los temas de sus canciones apropiadamente. Y las canciones son un tema único, porque son intentos para comunicar el corazón del cantante y así nos identificaremos con el cantante en cierto modo de hipnotismo. Cuando se trata de canciones, nos identificamos con las letras. También mandamos canciones a los otros para comunicar: así me siento. Los adolescentes hacen mucho esto. También escuchamos las canciones favoritas de los otros para aprender cómo se sienten. Muchas personas, especialmente los adolescentes, suelen crear listas de canciones que describen sus experiencias.

Noah van Ouwerkerk había creado semejantes listas y, tengo que admitir, me pereció que las letras de las canciones en sus listas de Spotify se relacionaban con su personalidad y sus pensamientos. ¿Apofenia? Posiblemente, pero en ese tiempo era algo normal en mí cuando sentía algún interés por un desconocido. Sin embargo, si sus canciones describían su carácter, definitivamente no era la hija de su padre. Sus canciones eran sexuales, románticas, apasionadas, profundas. Pero como te dije, maestro, antes de salir de Israel, a veces revisaba su lista de canciones, y me pereció que ella era una persona interesante. Aunque esta vez me di cuenta de otras cosas. Escuchaba canciones como “Daddy Issues”, “911 / Mr. Lonely”, “This is America”, “Come out and play”, “Let’s Fall in Love for the Night”, “Butterflies”, y otras canciones que me parecían muy raras. Creo que describen mi carácter y mi condición de la vida. Empecé a sentir una conexión con esta adolescente que era más fuerte que antes. Yo incluso creé una lista de canciones por Spotify con título “La sangre del cordero” que relató un cuento de una mujer que estaba triste y enojada porque un hombre importante la había abandonado, porque quise describir mi imaginación de Noah después de la había abandonado. Posiblemente te perece que este tratamiento es raro, pero soy bohemio, filósofo y literato. Solo fue una lista de canciones, y solo fue un cuento ficticio que creé en un tiempo emocional. Aunque, después hice algo loco.

Como te dije, tengo TEPT, y a veces no duermo bien. A veces tengo pesadillas y también suelo no dormir en absoluto. Después de mi viaje con mis amigos a Nuevo México estuve en la casa de George, pensando en Israel, Noah y mi hija. No pude dormir. Una noche tuve un muy fuerte sueño que no puedo recordar ahora. Me desperté muy temprano después del sueño y solo pude pensar en Noah. Atontado, sin pensar claramente, le mandé un mensaje a Noah por Facebook Messenger. Le pedí una oportunidad de hablar con ella. En ese segundo, no después de algunos minutos, pero en ese segundo, de manera fulminante, su padre Harold me dio un mensaje por WhatsApp diciendo que había me ordenado no hablar con su hija, que yo era un pervertido, que él me causaría dificultades con las autoridades. No recuerdo exactamente lo que le dije en respuesta, pero no fue agradable. No era pervertido. Quizá loco, pero no un pervertido. No tenía vergüenza. Noah era joven, pero era adulta, y podía al menos responder a mensajes de Facebook Messenger por su cuenta sin ayuda de papá. No quería dañar a nadie. Sentí dolor en mi alma y quise hablar con ella sobre el motivo de mi mensaje. Me enojó su respuesta demente. Harold, el cabrón, cristiano falso moralista, me bloqueó como si él fuera una muchacha ofendida. Noah también lo hizo, pero al menos ella realmente era una muchacha.

Después, obviamente, me enamoré de Noah van Ouwerkerk. De todas las maneras posibles: sexualmente, emocionalmente, intelectualmente. La amé más que a mi esposa en el cenit de nuestro amor. En un nivel igual al de mi amor por mis hijas, pero más, porque no había límites. Mi hija era mi hija, pero nunca podría ser mi amante. Pero Noah, ella podría ser toda mía. Me tomó un rato enamorarme de ella. Estos meses eran un tiempo de estrés y mucha confusión. Mi trauma por las acusaciones de que yo era un animal masculino peligroso fue activado y nada podía apagarlo. Mi reacción psicológica fue una guerra contra estas acusaciones. Éramos adultos. Ella era una mujer absolutamente bellísima, físicamente, espiritualmente e intelectualmente. Era joven, como mi hija y Chloe, llena de potencial, que necesitaba de la sabiduría de un filósofo viejo como yo.

Aunque la parte muy rara fue que creí que ella también me amaba. ¿Apofenia? Seguramente crees que sí, maestro. Sería muy difícil para mí probar cualquier cosa. Pero seguí escuchando sus canciones durante el mes de septiembre de 2019. También creé otra lista de canciones en Spotify que tenía por título: “La chica electroquímica”. Era el relato de mis pensamientos y sentimientos hacia ella, y al mismo tiempo, ella añadió canciones a su lista de canciones. Me pereció como si sus canciones fueran sobre mí. Y añadí canciones a mi lista sobre ella. Con tiempo, nuestras listas formaron un dialogo entre nosotros. Y fue un dialogo de amor.

Durante el mes de septiembre me volví muy confiado que tuve una conexión íntima con una persona del género opuesto, básicamente de una edad opuesta, que vivía en el lado opuesto del mundo, con quien yo jamás hablé una sola maldita palabra. Si era apofenia, era el mismo tipo de apofenia de un hombre que cree que todo en su vida trabaja por la policía secreta. Esto sería una apofenia muy fuerte y completa. Y como te dije, maestro, no puedo probar nada. Los detalles eran demasiado complicados. Pero esta conversación entre nuestras canciones fue muy articulada. Fue una conversación completa. No puedo demostrar nada, pero en ese tiempo fue importante confirmar que la conversación era real, y en todo caso, estaba nervioso y estresado por mi retorno a Israel con un padre loco en mi sinagoga. No olvides, mi plan era regresar a Israel, al mismo departamento, la misma ciudad y sinagoga. Tenía que intentar hacer algo, al menos fomentar armonía con los van Ouwerkerk y, más importante, descubrir la naturaleza de mi conexión con esta muchacha. Ya te dije que tenía mucha confianza en que había algo significativo ahí, y si era el caso, quería saber cómo realizar una conexión apasionada con una adolescente. Un romance, incluso un matrimonio, sería algo fundamentalmente bizarro. Pero, simplemente no pude olvidarla. Además, a pesar de mi confianza, era una relación de canciones. Tuve que admitir que necesitaba una confirmación de que no todo había sido una fantasía (¡probablemente estás muy orgulloso de mí!). Finalmente, la reacción de los van Ouwerkerk era muy rara. ¿Por qué su papá estaba respondiendo de manera fulminante de parte su adulta hija? ¿Por qué estaba tratando a todos los hombres como potenciales violadores de su hija (de hecho, de todas mujeres)? ¿Estaba Noah en peligro? ¿Estaba Harold abusando de su hija sexualmente y intentando evitar competidores? Sí, tenía que hacer algo.

Mientras, había cambiado mi número telefónico de un número israelí a uno estadounidense, y pude contactar a Harold, el falso cristiano, otra vez. Por eso lo contacté otra vez. No recuerdo la secuencia exactamente de lo que él hizo. Solo recuerdo una conversación con Harold en que me amenazó con la intervención del embajador de los Estados Unidos. Me llamó una persona asquerosa y maldita de Dios. Fue con su hija a la policía e hizo una declaración de acoso. Me la mandó. No podía creer que estuviera en el mismo país que yo. Tenga en cuenta, maestro, que no le dije nada de mi amor por su hija. Solo le dije que estaba preocupado por ella. Todo era muy raro, y quise hablar con ella directamente sobre la situación. Me aseguró que Noah cuidará bien de sí misma.

Maestro, te hablaré sobre la única conversación que tuve con Noah van Ouwerkerk. Me llamó por Facebook Messenger. Fue como escuchar otra vez a su padre. Me dijo que no quería saber nada de mí. Solo quería aclarar sus pensamientos. Que ya habían ido a la policía y que no quería tener más que ver conmigo. Solo quería decirme que yo era una persona asquerosa y maldita de Dios. Que no podía creer que yo estuviera en el mismo país que ella. Sí, maestro, ¡usó exactamente las mismas palabras de su padre! Después me informó de que bajo absolutamente ninguna circunstancia quería escuchar ninguna palabra sobre mí por el resto de su vida. Después colgó el teléfono.

Maestro, yo estaba absolutamente, totalmente, completamente traumatizado. Entonces, por supuesto, fui a una sex shop.

Deja un comentario